miércoles, 6 de junio de 2012

La arena del reloj. Mayte Esteban

 

Gracias a la iniciativa de Tatty, un mes una autora, he leído este libro de Mayte Esteban. Y gracias a que ella me lo envió gratuitamente.

Es una narración biográfica de la vida del padre de la autora, tan corto y tan plagado de sentimientos que merece la pena leerlo. No llevará mucho tiempo y hará brotar lagrimillas en ocasiones.

Nos narra la vida de su padre, como él se la contó durante su grave enfermedad que le llevó a la muerte. Se intercalan pasajes donde la que habla es la autora, en primera persona, contándonos sus sentimientos en cada momento, acerca de cómo va viendo a su padre y lo que siente acerca de las cosas que él le cuenta. (A veces, al principio, no lo terminé de captar. Luego vi que la letra en cursiva significaba pensamientos de la autora. Mea culpa).

 Ha sabido hacer una obra de una vida "normal". Con esto quiero decir que para hacer una obra no se necesitan grandes historias; la vida de cualquier persona bien vale ser narrada, sobre todo para aquél que le aprecia, como es el caso con este libro. No es que sea una novela al uso, "no pasa nada", o sea, no hay acción, ni intriga, pero pasa una vida querida para la autora. Es una biografía de alguien muy cercano, narrada con un estilo sencillo y que cuenta una época muy interesante para todo español: la postguerra.

A mí me ha hecho gracia lo diferente que es la vida del protagonista de la de, por ejemplo, mis padres, aún siendo la misma época. Cómo cambian las cosas de vivir en un pueblo a vivir en una ciudad. Y desconocía muchas de las cosas que cuenta, claro. Ciertamente son cosas muy curiosas de la vida rural en España en el siglo pasado.

 Una cosa que he visto mucho es pesimismo en los fragmentos donde "habla" la autora. Cuando son referentes a la vida de su padre, lo veo normal, está gravemente enfermo y es muy lógico que provoque el pesimismo en su hija, pero cuando son referentes a la comparación entre la infancia de su padre, por ejemplo, y la de nuestros hijos... parece como que para ella nuestros hijos no tengan infancia, o sea absolutamente peor que antaño. Bueno, al estar influída por la enfermedad de su padre, supongo que todo le parece mejor entonces, pero... es pesimista.

Con respecto a la calidad literaria, el lenguaje es claro y sencillo, natural, quizá haya algún lector para el que es demasiado natural y poco elaborado en ocasiones, poco literario. Pero... así se piensa y así se habla en la calle. No es necesario más para lo que se cuenta, y se agradece tal lenguaje.

 Resumiendo: una lectura grata que ocupa poco tiempo y en la que sobre todo se ve el amor de una hija por su padre, además de un recorrido por casi todo el siglo XX. Recomendable, por supuesto.

22 comentarios:

  1. Yo me he apuntado y he pedido me envien este mismo libro para hacer la reseña. A ver que tal me parece a mi.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo esperando en mi email "El medallón de la magia". Me parece que me gustará.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo leeré yo. Pues nada... seguro que merece la pena.

      Besos

      Eliminar
  3. Pues a mí me encantó, Eva, de principio a fin. Y fíjate que a mí no me pareció pesimista, sino de una fortaleza total por parte de ella, que no dudó en estar a su lado el máximo tiempo posible para plasmar sus vivencias, como una forma de inmortalizarlo. Y es cierto que no hay intriga, pero es que hablamos de un biografía real, no de una novela de ficción, aunque con un valor añadido que tal vez no tienen otras biografías que yo haya podido leer y es que desborda sentimiento a raudales y lo que es más difícil, consigue remover gran parte de los recuerdos de nuestra propia vida siendo el protagonista, como bien dices, una personal anónima y "normal". Tal vez ése sea también uno de los aspectos que a mí me parecieron más destacables cuando lo leí.
    Pero bueno... dicen que sobre gustos no hay nada escrito, a cada cuál nos gusta un tipo de lectura u otro, y por esa misma razón, todas las opiniones son respetables y dignas de ser tenidas en cuenta, por supuesto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pesimista me refiero a cuando dice, por ejemplo, que los niños de ahora no tienen creatividad... Pero no pesimista la obra en sí.
      Lo de no haber intriga no está dicho como una pega, está dicho para hacer ver que no es necesaria.
      Me parece una gran hazaña eso de hacer una biografía de una persona "normal".
      ¿Se me ha entendido que no me había gustado? Porque no ha sido mi intención....

      Besos

      Eliminar
  4. Yo lo terminé ayer y haré la reseña mañana si me da tiempo.
    La verdad es que me ha encantado y con lo cortita que es parece mentira toda la intensidad que tiene.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, son "sentimientos concentrados".

      Besos

      Eliminar
  5. A mí también me gustó bastante, por su sencillez, autenticidad. Un libro como la vida misma, sin floreados y cargado de vívidos sentimientos. Con respecto a tu comentario sobre el pesimismo de autora, lo cierto es que no me lo había planteado así, aunque tampoco descarto la hipótesis de que tengas razón. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI es que hay pesimismo, tampoco sería descabellado, dada la situación que estaba viviendo.

      Besos

      Eliminar
  6. A mí me gustó muchísimo, en todos los sentidos. Creo que es un libro que está escrito con el corazón y consigue transmitir a la perfección todo lo que ella sentía en ese momento. En mi caso no percibí tampoco pesimismo, creo que las comparaciones entre por ejemplo una infancia y otra son reflejo de lo que muchos pensamos, al menos yo pienso que es así.
    Pero bueno, sin duda es un libro que creo que no deja indifente a ningún lector
    besos y gracias por participar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego está escrito con el corazón, de eso no cabe duda.
      Siempre es un placer participar en tus iniciativas.

      Besos

      Eliminar
  7. A mí me encantó este libro y ahora mismo lo estoy leyendo otra vez. Es un libro que llega al corazón y que no deja indiferente a nadie ya que está lleno de emociones y sentimientos. Mayte fue muy valiente a la hora de escribirlo y de contarnos la historia de su padre, una persona como cualquiera de nosotros y es por esto que su vida nos atrapa tanto sin necesidad de intriga. Yo también pienso que hoy en día los niños disfrutan de muchas cosas sin pararse a pensar en lo que cuesta el conseguirlas y que dedican demasiado tiempo a la televisión, consolas, etc. Antes desde pequeños tenian que ganarse la vida, jugaban en la calle y la gente se relacionaba mucho más. Yo tuve la suerte o la desgracia, según se mire, de vivir en un pequeño pueblo y quizás por eso o porque me enseñaron que si quería algo tenía que ganármelo veo este tema de la infancia así.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La creatividad hay que hacerla salir. SI el padre o madre es creativo, casi seguro que el hijo lo será.

      Besos

      Eliminar
  8. Muchas gracias por la reseña de este libro tan "extraño" que es La arena del reloj.

    No me había planteado el comentario sobre la creatividad de los niños de ahora como algo pesimista. Hablaba de lo que veo en mi trabajo día a día, niños (casi adolescentes, o adolescentes ya) que no encuentran diversión en cosas sencillas. Necesitan del apoyo de la tecnología para jugar y hasta para relacionarse entre ellos. Trataba de decir que en otro tiempo, con un puñado de tierra y un poco de agua, eran capaces de pasar la tarde tan entretenidos como ahora con una sesión de wii.

    De cualquier modo, me alegro de que este libro te haya gustado y estoy muy contenta de que te apuntases a la iniciativa.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mayte. Claro que me ha gustado el libro.
      Yo siempre pienso de más... soy así. Quizá he visto pesimismo donde no lo había, sólo ha sido mi sensación.
      Tengo una hija, y procuro que salga en bici con los amigos, que queden para comer pipas y charlar y cosas así, además de la nintendo, el móvil y la tablet. Creo que ahora lo tienen todo, pero también saben entretenerse con unas chapas si les dejas sólo con eso. Quizá antes era más patente, porque no había apenas nada.

      Pero eso no lo quita un ápice de interés y de valentía al libro. Como tú dices, toda vida merece la pena, influye en el mundo, y ¿por qué no? merece ser narrada. Enhorabuena.
      Ahora me pondré con tu otro libro....

      Besos

      Eliminar
  9. He pasado por alto tu reseña porque yo también he elegido este libro y no quiero ir con prejuicios de antes, así que, cuando lo termine, te comento. 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Para mí es uno de los libros más especiales que tengo en mi estantería. Le tengo mucho cariño. Yo tampoco veo ese pesimismo que apuntas, pero sí es cierto que nuestros hijos (una servidora aún no los tiene) tienen y se entretienen con lo que nosotros les ofrecemos. Y tal vez, por eso precisamente, no valoran las cosas sencillas de la vida. Me alegro que tú les hagas ir en bici con los amigos, porque es muy sano, jeje.

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a lo mejor yo peco de optimista... no lo puedo evitar.

      Besos

      Eliminar
  11. Muy buena reseña, me han parecido muy interesantes las reflexiones que haces.

    Por cierto ya sé que comento con muchísimo retraso, pero es que he tenido unas semanitas que no tenía tiempo para nada y me estoy poniendo al día;) Tienes un meme en mi blog, por si lo quieres hacer, por supuesto sin compromiso, en la entrada de Anuncios varios.
    1beso Eva:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de no tener casi tiempo es normal... ahora me está pasando a mí.

      Voy a ver tu blog, gracias!

      Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...